La Biofábrica

El panorama sobre el cultivo de sábila en nuestro país ha demostrado crecer a pasos agigantados debido a los numerosos cultivadores que han incursionado en esta industria. Desde 2012 las plantaciones de sábila se han incrementado en un 75.87%, la producción en un 89.99 % y el rendimiento de la producción en un 55,17%, generando una sobreproducción de material vegetal. Por tanto el precio de la penca de sábila ha disminuido en un 60%, en parte a la baja competitividad del producto y bajos estándares de calidad, representando pérdidas para los productores; la razón del por qué se ha desestimado el valor y la calidad en la industria del Aloe vera, según lo hemos comentado en los índices que referimos, yace en la falta de factorías para la transformación las pencas de sábila en cristales de Aloe vera estabilizados, para ser usados en la industria farmacéutica, cosmética y alimentaria, y la inasistencia de los agricultores en asesorías profesionales para caracterizar y hacer la debida trazabilidad orgánica en cultivos.

En términos de calidad, un factor a tener en cuenta durante el establecimiento y mantenimiento de cultivos de Sábila (Aloe Barbadensis Miller) es la presencia de diversas patologías fúngicas, entomológicas y bacterianas.

¡Garantizamos una semilla sin enfermedades y certificada!

Para garantizar una semilla sin enfermedades y certificada, hemos iniciado el desarrollo e implementación de la Biofábrica de Hijuelos In Vitro. La expresión “cultivo In Vitro” significa la reproducción de plantas dentro de un recipiente de vidrio y en un ambiente completamente controlado. De este modo se puede garantizar características fundamentales para el desarrollo de la planta: la asepsia (ausencia de gérmenes) y el control de los factores que afectan el crecimiento.

Es por esto que la propagación in vitro de la Sábila (Aloe vera Barbadensis Miller), forma parte del esquema de innovación y desarrollo que nos hemos propuesto, favoreciendo la disponibilidad de hijuelos de Sábila en el país, los cuales crecen en un ambiente controlado. Con este proceso favorecemos, en primer lugar, a la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de suelo y ambiente, y de igual modo aportamos una propuesta de trabajo y desarrollo rural en Colombia.